Dirección de Educación de la Armada

60 años liderando los procesos educacionales de la institución

Desde de su creación, la Dirección de Educación de la Armada ha sabido dirigir con eficiencia y eficacia los diferentes procesos educacionales al interior de la Institución, siendo sus miles de egresados el mejor referente del arduo trabajo que en esta repartición se realiza con el fin de tener una Marina altamente profesional y al servicio de nuestro país.

Imagen foto_00000001


Con cerca de 3.500 alumnos en diferentes cursos de formación y capacitación que se realizan durante el año, la Dirección de Educación de la Armada conmemora este mes su 60° aniversario a cargo de la importante y exitosa labor que consiste en formar al capital humano de nuestra Institución.

 

Durante su larga trayectoria, esta Dirección Técnica ha sabido conjugar la importancia de los valores y la tradición naval con los conocimientos y nuevas tecnologías requeridas para el adecuado uso y mantención de nuestro material naval.

FORMACIÓN BASADA EN COMPETENCIAS

Imagen foto_00000003


En práctica hace años en la Armada, este nivel de formación responde a la necesidad de contar con personal que cuente con conocimientos, habilidades y destrezas que les permitan cumplir con las exigencias actitudinales, técnicas y de procedimientos de manera inmediata en los cargos donde deban desempeñarse.

Inherente al entrenamiento permanente, la formación basada en competencias, permite entregar los conocimientos de acuerdo a las exigencias y requerimientos de cada cargo, dejando al personal preparado para consolidar en la práctica lo aprendido tanto en el aula como en el desempeño diario, lo que sumado a numerosos cursos realizados a lo largo de la carrera naval, fomenta y afianza el autoaprendizaje, permitiendo adaptarse de manera eficiente a los cambios tecnológicos introducidos por la Institución.

RECONOCIMIENTO A LA CALIDAD

Imagen foto_00000004
En este mes de marzo, en que la Dirección de Educación de la Armada conmemora su sextuagésimo aniversario, deseamos agradecer a todos quienes con su trabajo silencioso han contribuido a la formación de nuestros servidores navales, quienes han sabido demostrar el alto nivel de preparación recibido al interior de la Institución.


A lo largo de su existencia, la Dirección de Educación de la Armada se ha mantenido a la cabeza de los procesos educacionales nacionales, transformándose en un referente entre sus pares. Prueba de ello es el avanzado proceso de acreditación de nuestros diferentes planteles, el que se inició en diciembre del año 2008 con la Acreditación de la Escuela Naval, seguido por la Academia Politécnica Naval el año 2010, a lo que prontamente se sumará nuestra Escuela de Grumetes.

Siguiendo esta misma senda, se está trabajando intensamente en la acreditación de las carreras del área de la salud que se imparten en la Institución, con lo cual nuestro sistema educacional se inserta de forma plena bajo el concepto de educación con calidad certificada.

Un hito importante al interior del sistema educacional naval y enmarcado en el reciente proceso de modernización del personal, fue la incorporación plena de la mujer a las distintas especialidades a través de su ingreso a las escuelas matrices, quienes ahora pueden proyectarse profesionalmente de la misma forma que los hombres.

TRASLADO DE LA ACADEMIA DE GUERRA NAVAL

Imagen foto_00000002
Las funciones alta dirección en la Educación Naval datan desde el año 1898, cuando se definieron los órganos directivos de la Armada, entre ellos, la Dirección General del Personal. Este organismo contó entonces con tres secciones, siendo una de ellas la de Instrucción, de la cual dependían los establecimientos de educación de la Armada. 55 años después, el 24 de marzo de 1953, la sección de Instrucción se transformó en un organismo técnico con estructura propia y al mando de un Almirante, dando paso a lo que es hoy la Dirección de Educación de la Armada.


A fines del año 2011, comenzó el traslado de la Academia de Guerra Naval a su actual ubicación en el sector de Las Salinas. Su nuevo emplazamiento no sólo permite otorgar a sus alumnos una mejor calidad de vida al reducir los tiempos de traslado sino también concentrar, en una sola área, los principales planteles de especialización y post especialización de la Institución. Adicionalmente se dotó a la Academia de Guerra Naval de nuevas tecnologías informáticas que permiten una mayor conectividad y facilidades para un mejor proceso de instrucción.

A lo anterior, se sumó la reestructuración del proceso formativo de los alumnos del curso de Estado Mayor fomentando el pensamiento crítico y capacidad de análisis por medio de métodos modernos de estudio y evaluación. En el caso de del Curso de Informaciones, se modificó la malla curricular complementando sus estudios con ramos optativos.

Dentro del programa de actualización académica dirigido por la Dirección de Educación, está considerado impartir en esta Academia cursos de post grado de manera diurna y vespertina, para optar al grado de Magíster, que en el futuro cercano, junto al Curso de Alta Dirección (CAD) serán mandatorios para los Oficiales que se desempeñen en puestos de Alto Nivel Administrativo y de Dirección Institucional.

NUESTRO PRESTIGIO NOS AVALA

Nuestra excelencia académica avalada por el desempeño de los miles de especialistas egresados de nuestras aulas, ha sido fundamental para otras Marinas al momento de elegir el país en el que desean que sus miembros realicen cursos de especialización. Es por ello que año a año llegan a nuestros distintos planteles alumnos provenientes de distintos países, con el fin de recibir el sello indeleble de nuestra formación profesional integral.

Del mismo modo hace algunos años y en conjunto con reconocidas universidades nacionales, se realizan cursos de postgrado, permitiendo con ello un constante perfeccionamiento de nuestros servidores en distintas áreas del conocimiento, entregando nuevas herramientas para un mejor desempeño al interior de la Institución.

Lo anterior, ha sido un breve ejemplo del trabajo que se realiza al interior de la Dirección de Educación, mismo que perdería toda validez si nuestro personal no reflejara su excelencia en los excelentes resultados obtenidos cada vez que realizan cursos en el país o en el extranjero, así como en cada ejercicio internacional en el que participan nuestra unidades. Esto no es más que el reflejo de una formación integral, cuyo respaldo académico ha sido fundamental en el exitoso cambio tecnológico al que ha accedido nuestra Institución.

DESAFÍOS PRESENTES Y FUTUROS

Dentro de los desafíos presentes y futuros, está la necesidad de seguir perfeccionado los procesos de evaluación y retroalimentación entre nuestra Dirección y los usuarios del sistema, lo que nos permitirá continuar optimizando los procesos, de tal forma que nuestros egresados cumplan con las competencias técnicas y operativas exigidas para desempeñarse en las distintas unidades y reparticiones.